Follow by Email

jueves, 26 de enero de 2012

Puros garabatos


Puros garabatos

Y una mente en blanco

Del lenguaje perecedero

Del hastió que arrastra el cuerpo

                                             Al miedo de la muerte presente.


El  Saber que demasiado ocupa

El sentir que lo ahoga

El amor que no cobija

Sabandijas acechando detrás de las puertas

Pesadillas del niño que sufre

                                      El que jamás creció

Del adulto que nunca existirá

Atrapado en el sueño

                            Sin posibilidad de escapar

                                                               Del dédalo que antaño le cobijó

El que al fin

                Pareció colmar sus expectativas

Al que convirtió

                En su único mundo

Y  acabó tornándose  

                Su maldita prisión.

sábado, 21 de enero de 2012

Dando vueltas y vueltas alrededor del mismo círculo


Dando vueltas y vueltas alrededor del mismo circulo.

 ¡Hacia tanto tiempo que andaba recorriendo ese camino ! Tenía la firme convicción que ese era SU camino.
Una vuelta, otra vuelta, ahora corro, me detengo, cambio el sentido, vuelvo a parar, desando lo andado, camino hacia atrás, un trocito a la derecha, media vuelta, otro a la izquierda, y así, otra  y otra y otra y …, en fin, una vida tranquila y cómoda. Ni sabía, ni quería, ni deseaba nada más.
En realidad, su círculo  era un círculo bien delimitado, con un trazo firme que le permitía seguirlo sin problemas. Recuerda que al principio sufrió un poco los mareos del andar dando vueltas, pero a fuerza de costumbre dejó de sentirlos, es más, no tenía sensación alguna de dar giros, más bien la de caminar por una senda recta que le daba cierta estabilidad.
Un día de sol radiante, después de haber dormido un rato y justo cuando se proponía empezar de nuevo su trayecto diario, observó absorto como un intruso se había colado en el. ¿Cómo? Oiga, le habló al intruso, usted me disculpará, creo que quizás no  haya advertido que está  invadiendo mi espacio, este es MI circulo, si tiene la bondad de retirarse se lo agradeceré profundamente, le dijo con la mayor corrección del mundo. En el fondo estaba aterrado y pensó que no sería bueno entrar a malas, quien sabe cómo podía reaccionar el tipo en cuestión. El intruso siguió frente a el, mirándole fijamente a los ojos, impertérrito y sin soltar palabra alguna. ¿Qué tal el descarado? ni contesta siquiera. Óigame usted, intento decirle o más bien explicarle de buenas maneras dadas las incómodas circunstancias en las que nos hallamos, que está ocupando un espacio que no le pertenece ¿entiende eso ? ¿ puede distinguir entre MI espacio y SU espacio? el mío y el suyo  ¿entiende estos simples conceptos?. El intruso seguía allí, en silencio, un silencio que ya se le antojaba más que incómodo. Mire, lo intentaré por última vez, si no sale de MI circulo, me veré obligado a tomar medidas que igual no le agradarán mucho. Nada, sin respuesta ninguna, el tipo seguía frente a el sin inmutarse, con su mirada fija en sus ojos y sin soltar palabra. Está bien, yo lo he intentado a las buenas, pero visto lo visto tendré que tomar otro tipo de acciones. Vaya por delante que estaba usted más que advertido. Entonces, se abalanzó contra el susodicho empujándole tan fuerte, que los dos, cayeron al suelo de golpe saliendose por completo de la circunferencia. Ja ¿que se había creído? ¿Acaso me supuso incapaz de defender mi espacio? ¿Tan cobarde, pues?.
Entonces el intruso sonrió, sonrió con una sonrisa un tanto infantil, casi maliciosa diría yo. Se levantó del suelo, le tendió la mano y le dijo, ¿ves? fin del trayecto, ya no hay círculo, eres libre.

domingo, 15 de enero de 2012

Océano




Océano

Distancia

partículas disueltas

¿Quien dijo que fuera fácil?

Ilusos los que creyeron

cobardes los que negaron

bastardos los que impidieron

muertos los que no amaron

necios los que obstruyeron

cretinos los que por locos nos tomaron

Ven a mí

ahógame

beberé tu salada agua de un solo sorbo

engulliré cada uno de tus peces

de tus algas

de los navíos muertos en tu fondo

Comeré tus lodos revueltos

envenéname

que más da

¿por qué?

porque luego desaparecerás

te habré vencido

                            y

                               al fin

                                        habré alcanzado mi Ítaca.






sábado, 7 de enero de 2012

Un lápiz

Un lápiz
Dibujo una línea recta 
marco dos puntos
uno al principio
                           otro final
Un lápiz
dibujo una línea recta
marco tres puntos
uno al principio
                            uno a la mitad 
                                                      otro final
Un lápiz
Dibujo una línea recta
marco cuatro puntos
uno antes del principio
                                        al principio
                                                             mitad
                                                                        y  final
Un lápiz
Dibujo una línea recta
marco cinco puntos
uno antes del principio
                                         al principio
                                                              mitad
                                                                          final
                                                                                    y  después del final
Un lápiz
dibujo una línea recta
escribo seis palabras
                                               así es mi amor por ti

martes, 3 de enero de 2012

Erase una vez unos hombres a una sombra pegados

Me sorprendió darme cuenta del tiempo que yo había pasado entre ellos sin percibirlos. Uno nace, lo educan y enseñan, y hasta donde yo creía, lo que uno veía era real, incuestionable, uno podía distorsionar muchas cosas con la verbalización, pero lo que veía, era y punto.
Imagínense que sorpresa la mía, el día que vi al primer hombre a una sombra pegado. Al principio creí que era mi vista, me froté un poco los ojos y …… nada seguí viendo lo mismo, quedé estupefacta. De todas formas no quise darle más importancia, además, en un momento como aquel donde los problemas personales andaban devorándome, apenas retuve la imagen unos instantes y continúe mi paseo con la mente totalmente inmersa en mis tribulaciones.
A la mañana siguiente mientras iba hacia el trabajo, no vi uno no, vi muchos, eran todo hombres a una sombra pegados....pensé que había perdido la razón definitivamente, ¿qué me estaba ocurriendo ?¿ estrés ?¿ ansiedad ?¿ Un brote psicótico tal vez? siempre le tuve pánico a la locura, sabía que estaba arraigada en mis genes, toda la vida temiendo que me poseyera ¿era ese el momento ? No, no estoy preparada, pensé, eso no me puede estar sucediendo. Pero era absurdo, sucedía , claro que sucedía, para que negarlo, y no me refiero a volverme loca, me refiero a ellos, eran reales, allí estaban, tan tranquilos, deambulando por la calle sin darse cuenta de nada .
Alguien se acercó, me rozo el rostro con sus manos y dijo…siempre ha sido así, en su ignorancia son incapaces de percibir su propio lastre. Todo ser nace con su sombra, solo unos pocos privilegiados la pierden enseguida, justo unos días después de haber nacido, el resto, crecen, se reproducen y mueren pegados a ella. Cuantos más años viven, más larga es, más se aferra a sus tobillos y mas peso arrastran. Su vida es lenta y tediosa e incapaces de pensar que es lo que sucede, cargan con su penitencia hasta el día de su muerte.
Entonces, tuve conciencia de mi realidad y supe que nunca jamás sufriría locura alguna, yo no tenía sombra, nunca la había tenido, solo un rayo de luz.